Granados, Marjaliza y Marcos Martínez, separados en distintas prisiones madrileñas