Navarro defiende que España ganaría "energía e imagen" con la abdicación del Rey