El presidente de Murcia dimite para evitar un gobierno tripartito