El Estado pagará en Cataluña servicios públicos fundamentales como nóminas, Educación y Sanidad