Monárquicos e independentistas se encaran en el momento más tenso de la jornada de homenajes