Máxima expectación en la Generalitat a la espera de la posible llegada de Puigdemont