Maroto dice que al independentismo se le ha acabado el tiempo de jugar a la "ambigüedad"