La mano derecha de Rus: “Va a salir mierda a punta pala”