Rajoy admite que el "problema" catalán debe resolverse "con finura y sin ansiedad"