Rajoy jura el cargo y mantiene el secretismo ante el futuro Ejecutivo