Rajoy asegura que España "no puede caer en manos" de quienes la han "destrozado"