Rajoy: "Esta situación no conduce a nada bueno, sobre todo al pueblo griego"