Rajoy: “No era un ataque contra nosotros”