Urkullu y Rajoy se reunieron de forma discreta el pasado miércoles en Madrid