Rajoy minimiza el impacto de la crisis griega en España