Rajoy guarda silencio en el día que Correa lo cuenta todo ante el tribunal