Rajoy advierte al PSOE de una reforma constitucional sin tener claro para qué