Rajoy llega a la Casa Blanca