Cospedal de turismo por Lisboa mientras las víctimas marchan por Madrid