El PP, volcado en la explicación de sus recortes