Los cargos de Cospedal acaban con la calma en el Congreso del PP