Carmena confía en el "minuto yugoslavo" para lograr un pacto de gobierno