El Gobierno aprueba una ley del aborto más restrictiva