La cuñada de Bárcenas pagó a Liaño unos honorarios que triplican su sueldo anual