Lluis Llach, el diputado catalán que más patrimonio tiene