Llega al Puerto de Barcelona uno de los ferris que acogerá policías y guardias civiles