Lesaka Argüelles y su compañero llevaban varios días escondidos en el hotel en el que han sido detenidos