Junts pel Sí admite que la ley del referéndum no ha seguido la tramitación habitual