La empresa para la que trabaja Güemes se hace con los análisis clínicos que él privatizó