Cotino compara con Herodes a los detractores de la ley del aborto