Jornada confusa de Puigdemont en Bélgica