Interior confía en que el jefe de los Mossos no "controle" las denuncias de sedición