Jordi Sànchez recurre en el Supremo para poder acudir a su investidura