Jordi Pujol se esconde tras su confesión