Izquierda Unida en Madrid, al borde de la ruptura