Interior contempla encuentros entre etarras y víctimas para que pidan perdón