El abogado de Urdangarin compara el Instituto Nóos con el Fútbol Club Barcelona