Urkullu defiende "la unión voluntaria desde la libre adhesión"