Errejón: "Entre compañeros no hay líneas rojas sino convicciones"