Una semana para decidir el futuro de Errejón