Urkullu homenajea a las víctimas del terrorismo con un contundente discurso