Méndez de Vigo: “Es bueno dejar que las cosas sigan su curso”