La Infanta Elena, ausente en el palco presidencial