La Infanta deberá pagar 600.000 euros si su marido es condenado