Los duques destinaron 698.824 euros de Aizoon a su palacete y otros gastos