Hacienda reconoce que no verificó los datos de compraventa de la infanta Cristina