La Infanta Cristina acude a su trabajo en La Caixa al día siguiente de su imputación