Un alto cargo del Ejecutivo pudo avisar a González de su detención