Iceta asegura que la independencia es un "placebo" que no se puede alcanzar