El Hierro registra un seísmo de 4,7 grados, el mayor desde la reactivación sísmica